Reference

Sections

Languages

Currently there's no available translation of this page for your language.

Encyclopedia The Pillars of Nosgoth

Los nueve Pilares de Nosgoth fueron erigidos por los vampiros utilizando magia y hechicería como método para encerrar para siempre a la raza hylden en una dimensión paralela.

Historia

La construcción de la barrera

Tras un conflicto de mil años de duración que enfrentó a la raza vampírica con la hyldeniana, los vampiros vieron una oportunidad de acabar con la guerra deshaciéndose de sus enemigos confinándolos en una dimensión paralela. Eventualmente, todos los hylden fueron expulsados de Nosgoth a este universo alternativo. Sin embargo, para asegurar la permanencia eterna de los hylden en este lugar, los vampiros necesitaban sellar el acceso que pudiese propiciar que los hylden regresaran de nuevo a Nosgoth.

Fue entonces cuando los vampiros erigieron ocho pilares a los que dotaron de poderes mágicos utilizando ocho fuerzas innatas en Nosgoth: Mente, Dimensión, Conflicto, Naturaleza, Energía, Tiempo, Muerte y Estados. Relacionaron y apoyaron todos estos poderes sobre un noveno pilar, el más importante de todos, para equilibrar las energías emanadas por cada poder mágico. De este modo, los vampiros pudieron crear una barrera mágica que selló la puerta de la dimensión demoníaca y los Pilares dejaron de ser simples construcciones de piedra para relacionarse estrechamente de forma recíproca con el propio Nosgoth. Fue así hasta tal punto que todo lo que afectase a Nosgoth vería en los Pilares su reflejo y viceversa.

Para proteger la barrera que los Pilares ofrecían, los vampiros comenzaron a ser nombrados por los propios Pilares como guardianes de éstos. Cada guardián debía de cuidar el Pilar con el que estaba relacionado, además de proteger la energía de Nosgoth que destilaba el poder que sustentaba a su Pilar. Los guardianes eran designados predestinadamente en el mismo momento en que nacían por el Pilar. Con el tiempo, la unión de estos nueve guardianes pasó a ser conocida como el Círculo de los Nueve. Al igual que ocurría entre los Pilares y Nosgoth, los guardianes estaban simbióticamente unidos entre sí, siendo su relación tan estrecha que todo aquello que afectase a un guardián afectaba a los otros por igual.

El colapso

A medida que los siglos iban pasando, los vampiros se sucedieron unos a otros como guardianes de los Pilares. La barrera gozaba de buena salud. Sin embargo, la maldición de la inmortalidad que los hylden inflingieron a los vampiros antes de ser expulsados provocó que el dios de los vampiros los abandonara, lo que llevó a que muchos vampiros se quitaran la vida para redimirse y ser aceptados de nuevo por su dios. Esto provocó la lenta pero inexorable extinción de la raza vampírica.

Ante esta situación, los Pilares empezaron a convocar a guardianes humanos en lugar de a vampiros. Fue por ello que los vampiros se vieron resolvieron domesticar a la incipiente y floreciente raza humana convirtiéndolos en vampiros cuando llegaban a la edad adulta a fin de que fuese siempre un vampiro el que sirviese a su Pilar, conservando intacta la barrera que sellaba el acceso de los hylden hasta Nosgoth.

No obstante, llegó el día en el que los humanos se rebelaron en contra de los vampiros, rechazando el don del vampirismo y autoproclamándose dueños y señores de los Pilares. Para ellos sólo se trataba de símbolo que gobernaba la salud del mundo, desconociendo el auténtico propósito que le brindaron sus arquitectos vampiros. Esto unido a la creación de la orden Sárafan hizo que se acelerara el declive de los vampiros. Con este cambio de guardianes, la barrera que los Pilares ofrecían comenzó a debilitarse y degradarse.

Tal fue así, que los hylden pudieron escapar parcialmente de la dimensión demoníaca, siendo necesario un anfitrión al que parasitar para poder permanecer en Nosgoth. Cuando fueron suficientes, comenzaron a idear un plan de venganza contra los vampiros y que les llevaría a controlar Nosgoth. El asesinato de Ariel, la guardiana del Equilibrio por aquél entonces, fue la primera ficha de dominó en caer. Este acto desencadenó, entre otras cosas, que el resto de guardianes y por extensión los Pilares se corrompieran, abriendo aún más la brecha que separaba ambos mundos. También hizo que los Pilares eligiesen un nuevo guardián del Equilibrio: Kain. Pero los hylden ya tenían planes para él.

Años más tarde, Kain iniciaría su búsqueda por sanar y restablecer todos y cada uno de los Pilares, asesinando a los guardianes corruptos que los servían para que los Pilares pudieran elegir un nuevo y sano sucesor. Sin embargo, cuando todos los guardianes habían sido asesinados y sus Pilares habían sido restablecidos, Kain descubrió que él mismo era el guardián del Equilibrio. Kain rechazó sacrificarse para restaurar su Pilar. Esta acción asestó el golpe de gracia a los Pilares, quienes se colapsaron ante la negativa de Kain al suicidio. La débil barrera que sellaba la dimensión demoníaca quedó finalmente aniquilada y los Pilares quedaron derrumbados.

El yermo de Nosgoth

Al quedar destruidos los Pilares, Nosgoth se sumió lentamente en una agonía que terminaría por consumir su energía, dejando sólo un mundo árido y estéril con el transcurso de los siglos.

Sólo cuando Kain, el último de los guardianes del Círculo de los Nueve, consiguiese restaurar el Equilibrio de los Pilares y de Nosgoth, el mundo regresaría por fin al estado de vitalidad vivido durante el apogeo de los Pilares.

Detalle y disposición

Esquema de construcción de los Pilares Esquema de construcción de los Pilares

La composición de los Pilares dispone ocho de ellos formando un semicírculo que rodea al pilar central del Equilibrio. Es común incluir en esta definición la plataforma adornada con símbolos arcanos sobre los que son presentados y desde los que parecen nacer y erguirse. Se desconoce la altura de los Pilares aunque las representaciones los muestran tan altos que llegan a confundirse con las nubes del cielo.

Posteriormente fue revelada una inmensa cámara subterranea, situada bajo el claro de los Pilares, donde los ancianos vampiros situaron los cimientos de los Pilares. Esta cámara fue adornada con murales que narraban la historia pasada de los vampiros. Una base central situada bajo la plataforma exterior mostraba las sintonías que cada Pilar formaba con los poderes Elementales de la Segadora de Almas.

Simbolos

Cada uno de los nueve Pilares obtiene su sustento de una fuerza existente en Nosgoth. Para representarlos, cada Pilar está decorado por un símbolo que lo identifica.

MenteMente
DimensionDimension
ConflictoConflicto
NaturalezaNaturaleza
EquilibrioEquilibrio
EnergiaEnergia
TiempoTiempo
EstadosEstados
MuerteMuerte